#Guerrero

Una de las principales sombras del guerrero es la falta de confianza en tu voz interior. A menudo, al escuchar el rugido de un león, es posible que no perciba los mensajes más sutiles dados por el Espíritu.
La comunicación divina dirige las transformaciones a nivel celular, fuera del ámbito de la cognición. La duda y el miedo son obstáculos para esa confianza.


Al crear cargas electroquímicas y residuos holográficos en tu sistema, pueden bloquear el acceso a la comunicación cósmica. Tu verdadero yo está siempre en contacto directo con la conciencia cósmica. Confía en su capacidad para recibir una clara enseñanza interior. La transformación ofrecida a la sombra del guerrero se encuentra en la liberación y sanación de estos bloqueos.


Comienza simplemente reclamando su derecho de nacimiento a la guía del Espíritu y, por lo tanto, tu unión con la conciencia cósmica. Si sientes que tienes un bloqueo, o si pierdes esta conexión, elévate y despéjate. Invoca tu conexión divina y tu autoridad propia en la meditación o la oración. Reclama tu propia curación. Serás guiado hacia el perdón a ti mismo y la integración. El guerrero te ofrece un paso claro a la guía directa.
Confía en tu inteligencia mística y en tu conocimiento interior.


Algunas personas llaman a este conocimiento interno un “mecanismo de dirección espiritual” y puede aparecer de muchas formas. La más común es una sensación de confirmación, una fuerte sensación o descarga, el “toque del Espíritu”. Otro son los movimientos corporales sutiles o sensaciones específicas en las que la energía se canaliza a través del sistema nervioso autónomo.
En este caso, cuando se recibe el mensaje, el cuerpo responde con un movimiento involuntario, una vibración, un sentimiento.
Algunas personas pueden tener una sensación de calor en el corazón o en el plexo solar. Otros pueden escuchar tonos o voces o ver luces, colores, patrones o imágenes. Otros pueden recibir envíos de percepción o energía, o “conocimientos” que se confirman una y otra vez. Cualquiera de estos medios puede convertirse en parte de tu propia brújula espiritual. Presta atención a estos mensajes sutiles, Sabes cuándo algo te parece verdadero y cuándo no.


A la sombra del guerrero, la información está disponible en todos los niveles dimensionales y puede que no siempre sea clara. Puede estar nublado por deseos personales o incluso por el reino astral inferior, el reino de la conciencia que incluye los pensamientos y creencias de la mente.
Si recibe orientación de este reino, puede que no sea pura verdad. Por eso es tan importante que su propia brújula espiritual confirme su guía. Toda persona tiene la capacidad de percibir y comprender la verdad. El truco consiste en sintonizar con la claridad invocando tu Ser Esencial.
Esto pasa por alto los lentes humanos de los deseos del ego, la turbulencia de las creencias y experiencias pasadas. Cuando pidas orientación, se neutral e imparcial. Esto libera el campo para mayor claridad.
Recuerda: tu Ser Esencial es el guardián de tu conciencia cósmica.


Cuando se invoca, puede ayudarte a permitir que solo la sabiduría de la guía divina entre en tu mente.
Se como el Guerrero Amarillo, el búho maya, el guía con la visión de la verdad en la oscuridad. Sintoniza con la vibración del amor y su clara intención atraerá la conciencia cósmica que buscas.
“Una vez que hayas enfrentado este desafío y obstáculo, podrás hacer de tu Guerrero Amarillo tu Enfoque, tu Trabajo de Vida, tu Lección aprendida, entonces estarás en plena luz de Guerrero”

CIB es el conducto para la comunicación cósmica, que ofrece acceso a la red universal de conciencia.
Esta es la telaraña de la araña mística maya que teje hilos intergalácticos, el conducto de la conciencia interconectada. El guerrero es como la araña en la red de conexión para la comunicación divina.
Recibe estas ondas de conocimiento de la telaraña del guerrero a través del eje central de tu columna, tu cayado.


La orientación directa, la comunicación y la personificación son los conceptos clave contenidos en el cayado.
Simboliza el hecho de aprender a pararse con todo tu poder y autoridad, aprender a “sintonizar” con la inteligencia galáctica para que las transmisiones se reciban sin esfuerzo.
Esta resonancia se crea mediante la personificación de la luz.
El guerrero te ofrece su cayado, siémbralo dentro de ti para que se convierta en un árbol floreciente de conciencia.