El Mago llegó para conectarnos con lo que creíamos haber olvidado.

Hoy vibramos el fractal del año maya que estamos transitando y que comenzó hace 260 días atrás:Mágico Año Nuevo Maya – 26/07/2019 al 25/06/2020.

El poderoso magnetismo del Mago Magnético Blanco nos lleva a la fusión y la síntesis entre nuestro aspecto humano y divino para llevar la manifestación de los poderes del alma a la vida cotidiana y en consonancia con el gran plan cósmico.

El estímulo de la fuerza Amor-Sabiduría nos impulsa a crear y materializar Belleza, Orden, Totalidad, y Relaciones armoniosas.

Al dejarnos conducir por el Tiempo de Orden Natural nos llevará a activar y manifestar un estado de integridad donde el Mago Interno comienza el sendero para luego convertirse en el sendero mismo.

La varita mágica es un medio universal por el que se asocia al mago , que representa el uso con sabiduría de nuestra voluntad. La voluntad alineada al aspecto Divino nos lleva a ser nuestra propia luz, lo cual nos sintoniza con la sensibilidad y receptividad.

Tu varita mágica son también tus palabras y pensamientos, son la energía sutil que luego ves manifestada en tu vida. Por ello es importante la atención sobre la cualidad de lo que “sentipensamos” ya que ello atrae como un imán todo a nuestro mundo concreto.

Usa tus dones, circunstancias y personas para explorar tu vida  Asume que eres el actor y lo actuado dentro de la obra de tu vida.

Esta energía nos impulsara a conectar con nuestros dones internos para plasmar nuestros sueños con la magia que se genera al alinear la intención con la voluntad=manifestación.

Todos somos magos y podemos movernos en las diferentes dimensiones de consciencia. Esta energía de receptividad pulsa para que encantemos nuestra vida, y eso se logra aliándonos a lo que nos trae alegría. De esta forma se expande tu energía naturalmente y la magia fluye en tu vida.

El mago nos recuerda vivir en integridad, que es ser coherentes entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos. También significa no tener asuntos pendientes, y reconocer, aceptar e integrar nuestras sombras.

Energía Maya