“El amor es la luz que mantiene el sueño unido”

En la misión de la Estrella Amarilla el perro nos eleva una octava superior en este momento del amanecer de la consciencia donde las crisis y cambios  profundos nos mueven desde raíz. Tiempo de activar nuestro centro de Amor.

El perro es el guardián y guía del clan, nos marca como norte el amor y la lealtad, a uno mismo primero, comenzando por casa. De esta manera podemos asegurarnos de lograr la armonía en nuestra vida y relaciones. Somos nuestras relaciones también.

En este punto es importante mantener en alto la llama del fuego sagrado universal que habita en cada uno de nosotros.

El cielo nos sembró con profundo amor en la Tierra para florecer en la luz de la consciencia.

Honremos este milagro haciendo algo bello con nuestra vida, somos los artistas!. Tomemos decisiones conscientemente y conectados con el #amor!

La humildad es el mejor lugar para mí hoy.
Aceptar también es amar, acepto lo que fui para poder amarme hoy.

Bendiciones

Energía Maya