“Un águila amarilla de su lágrima salió volando,
Trazando con polvo de oro el cielo del cual te hablo”

En el escalón 13 de la noche trascendimos sombras y desocultamos sueños que estaban en sombra. El águila eleva nuestra visión para enfocarnos en nuevos caminos donde manifestar la magia elevada.

Dejemos los dramas mentales, paremos un poco con tanto pensar y empecemos a ver toda la realidad. Creer es crear.

Hoy podemos ver algo que antes no estaba claro, a verlo de manera ampliada. Si una situación me supera, me alejo y la observo desde afuera, objetiva-mente.

El Tono Cósmico me invita a expandir mi alegría y mi amor. Trascendiendo los dramas de la mente, quedándome con los aprendizajes.

Estando presente y en contacto con mi intuición.

Si pienso, pienso y pienso, gasto mi energía y no llego al momento de la creación porque ya no tengo fuerzas. Respiro, medito y me ayudo. Empiezo el día floreciendo, transformo mis pensamientos para aprovechar la fuerza vital del antípoda de hoy.

Llegando al final del día, la energía se predispone para conectar con otros planos.

Bendiciones. In lakech!

Energía Maya