La forma de brillar en armonía es desde la magia del niño interior.

El mono nos invita a jugar desde la inocencia. A conectarnos con el disfrute del cuerpo y la ilusión. El adulto se conecta con el niño, como la mente se conecta con el corazón.

El tono 4 (auto-existente)  es el día en que sentamos las bases para desarrollar luego nuestros proyectos/sueños. El cuatro representa las 4 razas solares, los cuatro puntos cardinales, los cuatro elementos. Hoy la pregunta es; ¿Cuál es la forma de la acción? y responde nuestro niño interior.

Encuentro el equilibrio entre la ilusión y la desilusión. Organizo el juego, lo creo, lo disfruto, porque el fin es ese, disfrutarlo. Igualo el hombre al niño. La mujer a la niña.

Hoy es un día para dejar el enojo de lado. Chuen (Mono), en la oscuridad es un niño enojado. Y el niño enojado se pierde la magia.

Hagamos algo diferente hoy, algo que rompa la rutina, lo acostumbrado. Deja que te guíe tu niño interior.

¿Jugamos?

Energía Maya