En la galería de los espejos nos encontraremos con nuestro propio reflejo para ver la verdad acerca nuestro (consciencia) y nos enfrentaremos a asuntos pendientes que nos impiden expresar nuestra divinidad. Liberación y perdón.

Raza Blanca: la energía ingresa por el Norte, claridad del sol del mediodía para concretar. Enfoco en el objetivo, meditando sobre los pasos que necesito dar para concretar. Pulo los detalles y elimino lo superfluo.

En los 13 días encabezados por el ESPEJO tenemos la posibilidad de pulir nuestro espejo para reflejar el sin fin y no nuestro ego. La imagen en sombra, aquella que no podemos ver, la reflejamos en los demás. Tanto lo que admiramos, como lo que rechazamos está en nuestro interior esperando por ser revelado e integrado.

Serán días propicios para meditar sobre personas y situaciones que ya necesitan un corte final en nuestra vida. Siempre con amor y discernimiento. Agradeciendo la oportunidad de quien me espeja e integrando.

Tendremos que estar atentos a no proyectar sentimientos el otro. Ante esto es bueno enfocar nuestra percepción para ver nuestra verdad y crecer.

Ubicándonos por fuera de la dualidad, de esta manera se genera la integración, el triángulo de luz dentro del cual baja el entendimiento.

El mundo es un espejo que nos refleja la verdad, y esa verdad nos dice que nuestra presencia es suficiente.

La sabiduría del espejo nos dice: “El mundo está formado por tus pensamientos. Si quieres cambiar tu realidad, cambia tus creencias.”

Energía Maya