Raza roja: La energía ingresa por el Este, el sol naciente, la creación desde la mente. Fuerza inicial. Toda manifestación comienza con un pensamiento.

En los 13 días encabezados por la SERPIENTE, se despertara en nuestro interior el poder de la fuerza vital. 

La serpiente representa  la medicina que poseemos para sanarnos. El cambio de piel, que nos permitirá reinventarnos y renovarnos. Activa la energía sexual, entendida como energía de creación y conocimiento, que puede ser sublimada a través del corazón.

También nos llama a escuchar los mensajes de nuestro cuerpo-templo, ya que en nuestro cuerpo repercuten nuestros miedos, rencores y desconexión. El cuerpo guarda la memoria de todo lo vivido, desde lo físico a lo emocional, y se manifestara hasta que podamos sanar esas memorias.

A través de nuestros sentidos primarios e instintivos podremos encontrar claves básicas para trascender nuestros obstáculos.

La sabiduría de la Serpiente nos dice: “A través de mi medicina, te aporto energías para despertar en el camino de evolución espiritual a través de tus sentidos, soy la conexión entre las poderosas vivencias físicas y la luz de una conciencia más elevada.”

Bendiciones

 Energía Maya