“Allí donde están mis manos, allí estoy yo.”  

Noveno Tono de la misión de la Tormenta. Día de realización y sanación. Es un día para poner acción en aquello que quiero se transforme en mi.   Aprovecho la energía de la raza azul de la TRANSFORMACIÓN para reinventarme.  

Recuerda, una persona sola no puede cambiar el mundo pero muchas personas solas caminando juntas, con pequeñas acciones, sí pueden cambiar lograr grandes cambios, el sentido de vivir, de estar acá, de lo verdaderamente importante, de lo que significa ser un humano y lo necesario de ser seres sensibles y amorosos.  

El Tono Solar (9), es el tono del pulso, de la intención. ¿Cómo me transformo? Pulsando sanación y realización. Mis manos son como ramas y la raíz es mi corazón.

SOMOS LO QUE HACEMOS, NO LO QUE DECIMOS.

Bendiciones,  

Energía Maya