La resolución espiritual tiene que ver con terminar una etapa de crecimiento y abrir una nueva.

Raza azul: La energía ingresa por el Oeste, donde el sol cae y da lugar a la noche. Imprime energía de transmutación y transformación. Luz cálida del atardecer que me permite ver lo que ya fue manifestado, para mejorarlo. Para ello es necesario despojarse de todo por un instante, desarmar, romper, y recrear un mejor resultado.

En los 13 días encabezados por MANO tendremos la oportunidad de conectar con la  energía de sanación, transformación y realización. Serán 13 días ideales para la limpieza y armonización del cuerpo, mente y espíritu, y para manifestar aquello que late en nuestro corazón, donde están conectados nuestros brazos y manos.

La mano también nos conectara con la oportunidad, ese portal que se habré por un instante finito, y que nos insta a la decisión y acción, que si aprovechamos nos posibilita el cambio y transformación. La duda nos aleja de la oportunidad.

La vida es un tejido de instantes, y la mano nos recordara que es necesario soltar, porque soltar es vivir ese instante y fluir con la corriente de la vida. Estar con las manos libres nos permite actuar en el momento que se presente la oportunidad y tomarla.

La sabiduría de la mano nos dice: “Que debemos llegar a la resolución, lo cual implica pasar por  dificultades antes de alcanzarla.  A veces debemos pasar por dificultades y experiencias intensas para conocer la armonía de la realización.”