…Si seguimos esa intuición las puertas serán abiertas hacia nuestro crecimiento.  El legado del interior proviene de la gracia del Gran Misterio.
Aprender a confiar en esos sentimientos es un talento para sostener y abrazar.
La profunda confianza en sí mismo y la luz de la guía de inspiración permite al ser humano a desarrollar el singular don de clarividencia.

Cuando abrazamos el potencial de crecimiento que requiere escucha, el legado de conocimiento nos permite extendernos hacia las estrellas.

Nada está más allá de los sentidos, nada es demasiado difícil de alcanzar, servir a la verdad cura las limitaciones de la mente.
La intuición es el reflejo de todos nuestros sentidos, y la confianza implícita en el saber que nos guía hacia la curación”.

– Jamie Sams. Cherokee-Seneca –