“Excepto el amor intenso, excepto el amor no tengo otro trabajo; Salvo el amor tierno, salvo el amor tierno, no siembro otra semilla.”

Llega hoy la energía de la semilla a invitarnos a que despierte todo el potencial contenido dentro nuestro.

La semilla es presencia, consciencia. Y hoy tenemos la posibilidad de manifestar el florecimiento de nuestra visión más elevada.

El Tono 10 me pide que perfeccione y que me manifieste. Que manifieste esa verdad que hay en mí.

Hoy pongo consciencia en la intención que le pongo a cada cosa. Cada acto, cada momento está cargado de una intención, tomo consciencia de esto y lo hago desde el corazón.

El oráculo dice: En un vuelo perfecto me encuentro con mi sabiduría interna, que se manifiesta a través del poder de la mágica atemporalidad en sincronía con todo lo que es, dando forma a la navegación hacia mi propia consciencia.

Hoy el águila me complementa y puedo ser quien soy, en verdadera identidad, pura escencia. Y así perfeccionar mi visión del mundo.

“De la tierra está emergiendo una semilla que estuvo esperando este momento, del cielo desciende otra semilla. Ambas tienen su poder por si mismas, un potencial inconmensurable, un mensaje para el nuevo ser humano que solo podrá germinar cuando ambas semillas, del cielo y la tierra se unan en cada corazón. Integración para manifestar el recuerdo de dónde venimos y a donde vamos.”

Bendiciones,

Energía Maya