Llegando a la mitad de esta Onda Encantada que busca la verdad y explora el espacio, llega la tormenta con sus cambios y transformaciones.

Es un día de gran conexión con la fuente de amor que hay dentro nuestro, que es una resonancia del amor universal.
Hoy puedo aceptar los cambios y animarme a que sucedan: Lo que creo, creo.

El poder de la tormenta es el poder que me permite transformarme soltando libremente mis partes viejas.

El tono Resonante (7) me invita a sintonizar e inspirar a los demás y esto sólo puede ser verdadero si viene desde mi propio amor.

“Un pensamiento positivo en la mañana, puede cambiar tu día por completo.”

Yo soy mi propio catalizador, capaz de cambiar mi propio mundo.
Yo soy la luz al final de la tormenta.

Bendiciones!!

Energía Maya