“Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte.”

Día para pulir nuestro cristal, para ver con claridad. La energía de hoy me trae la consciencia que si algo no me gusta afuera, empiezo a cambiarlo dentro.

Es un día para poner orden en alguno o todos los ámbitos de mi vida. El Tono Autoexistente colabora dándole forma a ese orden.

La propuesta de hoy es ir un poco más allá, dejar de proyectar en el otro, dejar la victimización, el drama, la crítica y empezar a verme.

Me miro al espejo y me acepto. Me miro en los ojos del otro y me integro.

Es muy fácil hablar de los demás, enjuiciar y sentenciar. Dar a las personas por sentadas. Lo difícil es cerrar un poco más la boca y abrir un poco más el corazón.

Tener presente que cada uno vino a hacer lo suyo, y que el Universo siempre tiende al equilibrio. Hago lo que me toca, sintiendo el camino del corazón, y me relajo. No soy yo quien deba decir lo que está bien o mal.

El bien y el mal son una dualidad, la mente es dual. Respeto los destinos de cada ser. Respeto los destinos que tuvieron mis ancestros. Todo es perfecto tal cual es.

Me animo a ordenarme (ponerme orden).

El Tono 4 me habla de la forma. En esta Onda Encantada la propuesta es atraer la visión y crear lo que creo. Usar la mente de manera creativa. Ver más allá.

El Tono 4 le da forma a esa visión, la define.

Hoy le digo sí a la vida tal cual es. Lo único que puedo cambiar, es mi forma de ver las cosas.

Bendiciones,

Energía Maya

1+1=2