En los días Espejo veremos potenciado el reflejo de nuestra imagen en los demás.

Tanto los defectos como las virtudes que vemos en el otro surgen de la resonancia que hay dentro de nosotros: Eso que admiramos del otro es un potencial que nos habita y debemos despertar en nosotros (la sombra dorada). El defecto que vemos en el otro también habita en nuestro inconsciente (nuestra sombra). Y así es como nuestros pares/espejos nos dan la posibilidad cada de día de redescubrirnos, aceptarnos e integrarnos.

Es un día para poner mis asuntos en orden: el orden es necesario para que fluya el amor.

El Tono Eléctrico es el tono del servicio, energía del dar.

¿Cuál es mi mejor manera de servir?

“Servicio es la expresión de nuestra gratitud por vivir y aprender”

En este boomerang que es la vida, recibiré lo de vuelta aquello que he brindado.

El reflejo del espejo me ayuda a hacer consiente aspectos míos que puse en sombras. Las reacciones de algo que veo en otro y me molesta, surgen de mis miedos, frustraciones, cólera y enjuiciamiento.

Estoy atento  de no proyectar en el otro, porque al hacerlo pierdo la objetividad. Solo observando lo que nos rodea, sin juzgar, es posible llegar a una sabiduría mayor.

Hoy puedo hacerme liviano aceptando mis partes.

Bendiciones,

Energía Maya

“Cuando el mono se mira al espejo, ve un mono.

En eso son superiores a los humanos.”

 (Jean Cocteau)