“Lo único permanente es el cambio”

Transitando la columna mística del tzolkin.

CIMI representa el principio y fin de los ciclos. Es el nexo conector entre las diferentes dimensiones y planos.

Es soltar lo viejo, vaciarnos de todo lo conocido para permitir que la vida siga fluyendo dentro nuestro renovada. Nos ayuda a entender que lo único permanente es el cambio y que estamos en constante evolución.

Cimi nos ayuda a trabajar el desapego, y a soltar la necesidad de querer controlar todo. Cierra ciclos y nos señala nuevas sendas.

En el proceso de muerte y transformación que se nos presenta hoy, el perdón abre las puertas al amor incondicional y la actitud de entrega a nuestros procesos genera la fluidez de los mismos.

El tono 9 – solar tiene que ver con la intención con la cual vibro, suelto y creó. Nos guía el poder del espíritu.

En perfecta serenidad me entrego a mi sabiduría interna, permitiendo que se revele lo que necesito saber en este momento.

Bendiciones,

Energía Maya