El Oráculo o poder de quinta fuerza es el principio de la Carta Maya, cada sello refiere a las energías o arquetipos galácticos que rodean nuestro cerebro. El kin Análogo, ubicado al Este, en el hemisferio izquierdo (Racional) y el Kin Antípoda, ubicado al Oeste, en el hemisferio derecho (Intuitivo) nos señalan energías que son semejantes, que se complementan e interactúan entre sí.

El Kin Destino Es el sello central, simboliza el Cuerpo Calloso que divide los hemisferios cerebrales reconstruyendo la memoria de ambos. Es nuestra misión de vida, nuestra energía, que debe despertar,  es lo que nosotros somos en esencia.

El Kin Guía es el Sello ubicado al Norte, sobre el Kin Destino, y nos marca el camino, nos inspira y orienta, y se le llama Kin Guía porque es la energía que más condiciona nuestro aprendizaje y personalidad.  Es nuestro espíritu guiándonos hacia el plan del alma.

El Kin Análogo representa la energía que nos colabora y complementa en cualquier situación/ relación que se nos presente. Es nuestro aliado. Mientras que el Kin Antípoda es un “despertador” aquel que te hace recordar por que viniste a este mundo, también es el mayor maestro para nuestra autosuperación, ya que es la energía más contraria (y por ello más diferente y con más cosas que enseñar) con respecto al Kin Destino

Por otra parte, tenemos el Kin Oculto, ubicado debajo (al sur) del Kin Destino, representa nuestra fuerza vital, lo inesperado,  y una cualidad de gran potencial inconsciente, que a menudo no se desarrolla en el Kin Destino, de no ser que hayamos buscado dentro de nosotros mismos la auto-superación y lo hayamos incorporado. Decimos entonces que el Kin Oculto representa nuestra verdad oculta, lo más profundo de nuestro ser.

Para saber más acerca de tu Oráculo y como aplicarlo a tu vida diaria envía tu consulta vía e-mail a: kinickahau@gmail.com.

Energía Maya para el despertar de la conciencia del Corazón.