La Tormenta (Cauac-kauok) representa la palabra divina del corazón del Cielo, y promueve con su energía catalizadora los cambios necesarios para nuestra evolución.

No te resistas al cambio, ya que aquello a lo que resistimos persiste con la misma intensidad con que lo resistimos. Los cambios no son dolorosos en sí, lo que lo hace doloroso es la resistencia a él. Cuando la tormenta llegué y dance a tu alrededor conecta con tu centro-corazón.

“Y una vez que la tormenta termine, no recordarás como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa si es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta.”

Haruki Murakami

Buenas transformaciones

Energía Maya